Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Declaración Pública por preparación de Juicio Oral en contra de imputadxs Caso 21 de Mayo 2016

Declaración Pública por preparación de Juicio Oral en contra de imputadxs Caso 21 de Mayo 2016

El 23 de enero de 2018, comienza la preparación del juicio oral en contra de seis compañerxs.
Se les acusa de incendio con resultado de muerte y porte de arma (bomba molotov), arriesgando entre 15 y 25 años de cárcel. Las seis personas inculpadas son parte activa del movimiento social contra el extractivismo en sus respectivos territorios, principalmente en la lucha regional contra el mega proyecto colonizador de devastación de la naturaleza, conocido por sus siglas: IIRSA.

En el contexto de la protesta social convocada por diversas organizaciones para el día 21 de mayo del 2016, mientras se desarrollaba la anual cuenta pública en el congreso nacional, miles de personas se reunieron para demostrar su descontento con las políticas públicas de corte neoliberal. En ese escenario se produjeron diversos enfrentamientos con la policía, donde individualidades y colectividades atacaron símbolos del capitalismo, del consumo y de la explotación social. Dentro de los inmuebles afectados se cuenta el incendio de una farmacia, ubicada en un edificio cuyos pisos superiores albergaba oficinas municipales. Lamentablemente, en este incidente en el cual el fuego se extendió por toda la estructura, falleció en servicio, un trabajador municipal bajo cuestionables condiciones laborales; quien se encontraba al interior del inmueble siniestrado.
La jornada concluyó sin detenidxs en relación a este hecho específico.

Pasados 3 meses del trágico suceso, mediante espectaculares allanamientos en ciudades de la cuarta y quinta región, – que incluso contaron con la presencia en todo momento de un equipo de prensa del canal 13-, se detiene a 6 compañerxs. Se les formaliza al día siguiente y en vista a las nulas pruebas presentadas por la fiscalía, no se consigue la medida cautelar solicitada de prisión preventiva. Se le otorga 6 meses de plazo a la investigación; no obstante, durante el proceso y, sin nuevas pruebas, se cambia la medida cautelar para unx de lxs acusadxs a arresto domiciliario.

El mega proyecto IIRSA, ha generado rechazo por gran parte de las organizaciones sociales que habitan los territorios afectados. Se ha convertido en un tópico transversal a diversos sectores y organizaciones, en los cuales, junto a una gran variedad de actores sociales, participan lxs acusadxs, llevando adelante foros y otras actividades informativas para difundir esta problemática. Denunciamos que estas actividades relacionadas con la defensa de la tierra y los territorios han sido constantemente vigiladas por la policía y los servicios de inteligencia: a través de grabaciones, controles de identidad y otras técnicas de hostigamiento.

Fiscalía ha incorporado dentro de la carpeta investigativa y entre las supuestas pruebas, material audiovisual registrado en actividades organizadas en torno a esta temática realizadas previa y posteriormente al suceso investigado. Esta situación evidencia una persecución política, articulada con anterioridad, que pretende criminalizar y castigar ideas y grupos de amigxs y afines. Persecución que busca frenar y reprimir la articulación de la genuina y necesaria protesta contra los proyectos extractivistas, que atentan contra la naturaleza y la vida misma. Denunciamos además un proceso viciado, lleno de irregularidades e influenciado, de manera evidente, por razones políticas.

A través de este comunicado hacemos el llamado a todxs a mantenerse informadxs, pues esto recién está comenzando. Lxs compañerxs enfrentan duras acusaciones que conllevan largas condenas. El estado, a través de sus leyes, siempre ha usado la cárcel para detener el avance de los sectores sociales y sus demandas. Ante esto, resulta urgente levantar la solidaridad en todas sus formas: desde las diversas individualidades y organizaciones sociales que luchan por una vida libre, alejada de las lógicas de dominación e injusticia en las que vivimos. Sabemos que cualquiera que se organice puede ser golpeadx por la represión: lxs inculpadxs son solo unxs más dentro de un amplio movimiento social y debe ser este mismo en su conjunto, el que se manifieste en la defensa de nuestrxs compañerxs. Que quede de manifiesto que ellxs no están solxs, que nadie está solx.

Círculo de solidaridad con lxs inculpadxs en el caso 21 de mayo.

Valparaíso, 13/01/2018